You are here

Modo de operación y virtudes de los faros de xenón y bi xenon auto

Los faros de xenón son el resultado del desarrollo de las luces halógenas en dispositivos de iluminación de los coches. Aparecieron por primera vez como las luces de corto alcance a principios de los años noventa en el modelo de lujo xenon BMW Serie 7. Desde el 2001 están instaladas también en las luces de largo alcance, cuales se suele llamar luces bi xenón auto.


Esto es una obvia alusión a los
bmw
Author: SleepyCat Photography
Source: http://www.flickr.com
dos tipos de focos delanteros del vehículo. La luz en el interior de estos faros se genera por razón de un arco voltaico de casi 30.000 volt entre dos electrodos que están instalados dentro de una cámara de cristal. Esta cámara contiene en su interior el gas xenón combinado con otras sales de metales halogenizadas. Si funciona la composición química de la mezcla, el color de la luz será un poco azulado.
Por lo usual, los vehículos abastecidos con faros de xenón llevan dispositivos de regulación mecánica para la dirección de las luces para que se eviten los deslumbramientos de otras personas en el camino.

Dos inclinómetros ubicados en las dos ejes controlan en todo momento la altura frontal y trasera del coche y emiten señales a un dispositivo que mediante unos diminutos motores eléctricos sube o inclina los faros en función de la situación. Las virtudes de las luces xenon autos frente a las halógenas son las subsecuentes:


 El rendimiento luminoso es hasta tres veces mejor con el mismo uso de corriente
auto

 El alcance y la zona de dispersión gracias a las lentes del proyector es mayor por lo que se puede alumbrar una mayor zona de la calle.

 La vida útil de una bombilla de xenon es aproximadamente 2.500 horas lo que equivale a seis veces más que una lámpara halógena.

La razón de que estos se utilicen es porque no polucionan al medio ambiente, tienen vida útil más larga que las luces halógenas, ya que son significativamentemás baratos para las empresas automovilísticas. Estas dos razones, más el hecho de que sean mucho más brillantes, hacen las luces xenon uno de los favoritos para fabricantes de coches. Ahora son comunes y disponibles como una opción en la mayoría de los modelos de vehículos a pesar de que los precios de las bombillas de xenón se han mantenido ligeramente más altos gracias a su uso de elementos inusuales.